Pretemporada de fútbol: La nutrición

25 jul, 2016

La nutrición es un pilar fundamental de cualquier deporte. En el caso del fútbol, una buena nutrición mejorará el rendimiento, aumentará la fuerza para tirar a portería o permitirá correr la banda con la necesidad necesaria para ganar al contrario.

La dieta óptima de un futbolista debería aportar entre 5-12 gramos de Hidratos de carbono por kg de peso corporal y entre 1,4-1,6 gramos de proteínas por kg de peso corporal, distribuido a lo largo del día entre 5 y 6 ingestas. Realmente la alimentación de un futbolista no varía mucho de la que debería seguir cualquier persona para estar sana. Exceptuando un mayor aporte de carbohidratos y líquidos, y una mayor cantidad de proteínas, en el caso de los futbolistas.

Aunque existen pautas generales, es importante acudir a un profesional de la nutrición, para que haga un estudio corporal completo (Inbody 230) y establezca un plan de alimentación personalizado en función del peso, talla, edad, cultura, momento de la temporada e incluso la posición que ocupa cuando sale al campo.

PAUTAS GENERALES

  1.        DESAYUNO. La dieta ideal comienza con un buen desayuno. El organismo debe recibir la energía necesaria para afrontar el día. En esta primera ingesta no puede faltar una buena carga de carbohidratos, bien sea en forma de pan o cereales, acompañado con leche, café y una buena dosis de vitaminas y minerales, que podemos obtener a través de la fruta.
  2.        HIDRATATCIÓN. No podemos olvidarnos de ella. Hay que beber agua durante todo el día. En el entrenamiento o durante el partido es importante consumir alguna bebida deportiva, como por ejemplo 226ERS Isotonic Drink, que aporta fluidos y sales minerales para evitar la deshidratación, los calambres y poder mantener una buena actividad durante el mismo.
  3.        POST-ENTRENAMIENTO. Una vez finalizada la actividad, la ingesta post-entrenamiento, es importantísima para reponer los depósitos de glucógeno y recuperar los tejidos que hayan sido dañados. Esta ingesta debe comenzar en el vestuario, tomando algún batido, como el Recuperador DV, que tiene una alta carga de carbohidratos, además de una cierta cantidad de proteínas. Estos batidos son ideales hasta que el jugador llega a casa y coma.
  4.        COMIDA. Es una de las más importantes en la vida de un futbolista, y debe estar formada por un primer plato basado en carbohidratos (arroz, pasta, patata o legumbres), un segundo plato de proteínas (carne magra, pescado, huevo) con guarnición de verdura, y postre, bien fruta o yogurt.
  5.        MERIENDA. Después de un buen descanso, se debe realizar una merienda, fundamentalmente a base de fruta, leche, frutos secos y bocadillos (jamón, queso, atún).
  6.        CENA. Por último, la cena también tiene que aportar carbohidratos, pero en menor cantidad que en la comida. En este momento del día cobran mayor importancia las frutas, verduras, hortalizas y lácteo.

Siguiendo estas recomendaciones se cubren todas las necesidades nutricionales que requiere un futbolista para rendir de forma óptima tanto en el entrenamiento como en un partido.

Compartir:

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Escribir Capctha
Copyright Farmacia Acequión. Todos los derechos reservados. Diseño Mediaelx