Vence a las otitis de verano

11 jul, 2017

En el verano no es todo playa y terracitas. Las otitis ya han hecho su aparición en nuestra farmacia, por eso hoy queremos daros unos consejos para tratar y prevenir esta molesta patología de verano. Se trata de una infección en el oído causada por bacterias que habitualmente entran en el oído al bañarse en aguas contaminadas, o por el calor y los baños en la playa o la piscina que generan unas condiciones ideales para que las bacterias proliferen. Es especialmente frecuente en niños, que suelen permanecer durante más tiempo en el agua o realizar juegos más intensos que hacen que les entre más agua en el oído, o personas que practican deportes acuáticos.

El primer signo que vamos a tener de la otitis es el dolor, que puede ser muy intenso. Podemos tener la sensación de tener el oído taponado. Si se trata de niños veremos que se rascan el oído con más frecuencia, incluso que puede supurar más cera de lo habitual e incluso pus. El dolor de oídos puede ser muy intenso e incapacitante, por lo que un tratamiento adecuado es fundamental.

¿Cómo prevenirlo?

En los niños es fundamental, sobre todo si tienen predisposición a sufrirla, utilizar tapones para aislar del agua. Además, si se trata de niños pequeños, procura ponerles tapones infantiles, mejor adaptados a sus pequeños oídos, evitando así que se les salgan del conducto auditivo y no les hagan ningún efecto. A la hora de ponerlos sigue siempre las instrucciones para que queden correctamente colocados y no se caigan durante el baño.

Siempre seca bien los oídos tras el baño con la toalla y sacudiendo la cabeza inclinándote a ambos lados y puedes aplicar unas gotas de alcohol boricado para secar el agua que pueda haber quedado en su interior y prevenir una posible infección. El alcohol boricado es una solución que puedes adquirir en cualquier farmacia y es muy conocida por buzos o personas que practican deportes acuáticos. Nunca introduzcas bastoncillos en los oídos, limpia con un pañuelo o toalla sólo hasta donde puedas alcanzar, sin introducir nada en el conducto auditivo, o con los sprays especiales para la higiene de los oídos. Si sientes que hay más cantidad de cerumen o incluso un tapón, existen otros productos especiales que pueden ayudarte a eliminarlo.

Hay otras cosas a tener en cuenta además del agua, como son evitar los ruidos fuertes (como en ferias o fiestas, muy comunes en verano), o evitar los aires acondicionados o corrientes directas en el oído. A la hora del baño, evita aguas estancadas o contaminadas, que aumenta el riesgo de adquirir infecciones, y en la piscina evita las aguas demasiado cloradas o con un pH inadecuado, porque aumenta la inflamación del oído.

¿Y si ya tenemos la otitis?

En este caso lo mejor es acudir al médico ya que es posible que necesitemos tratamiento antibiótico, ya sea en gotas o por vía oral. Para aliviar el dolor y la inflamación, puedes utilizar antiinflamatorios como el ibuprofeno, en el caso de los niños en jarabe. Si se trata de una otitis externa, con analgésicos y antiinflamatorios mejorará en unos días.

Si la infección es una otitis media, el médico te prescribirá gotas que contengan antibióticos como el ciprofloxacino e incluso algún corticoide. Es importante que hagas el tratamiento completo, sin dejarlo aunque sientas mejoría. Eso evitará resistencias y recaídas. Para utilizar las gotas, tanto en niños como en adultos, recuesta a la persona sobre el oído no afectado, y calienta un poco al menos con las manos el frasco para evitar el efecto desagradable de que estén demasiado frías. Aplica las gotas indicadas por el médico en el oído y espera unos minutos antes de que la persona se levante, evitando que el gotero toque el oído para que no se contamine. Para ayudar a que penetre mejor puedes tirar suavemente de la oreja hacia arriba. Aplica sólo en el oído afectado a no ser que el médico te indique lo contrario.

En casos más graves o si existe una perforación del tímpano, el médico puede prescribir antibióticos por vía oral. En cualquier caso, debes evitar el baño al menos durante los días que dure el tratamiento, y ten en cuenta que es mejor que después protejas tus oídos con tapones, especialmente si sueles tener más de una otitis al año o si sufres otras patologías del oído.

¡Prepárate para disfrutar del verano sin que las otitis estropeen las vacaciones!

Compartir:

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Escribir Capctha
Copyright Farmacia Acequión. Todos los derechos reservados. Diseño Mediaelx